De cero a empresa TIC más exitosa de las Islas Canarias

«Es increíble el nivel de crecimiento que hemos logrado – para mí todo comenzó con una entrevista de trabajo espontánea en la universidad. La entrevista duró cuatro horas y terminamos comiendo churros juntos en una cafeteria», cuenta Patricia Santana Cruz, la actual responsable de soporte de CIB labs S.L., recordando los inicios de la empresa de software. Gabriel Herrera, que trabaja para CIB labs S.L. también desde hace cinco años, firmó su contrato en el vestíbulo de un hotel, ya que la empresa aún no tenía oficina. Añade: «Debido a temas personales llegué muy nervioso a la entrevista , tanto que parecía no recordar cómo hablar en alemán, pero Uli fue tan amable que terminamos comentando porqué había llegado nervioso».
Uli – Ulrich Brandner, director general y propietario del Grupo CIB, se las arregló para que todos se sintieran como en casa desde el principio: «Emprender en un nuevo país siempre es una aventura, pero ya habíamos adquirido cierta experiencia con nuestra expansión a Bielorrusia. Había muchos aspectos de Gran Canaria que resultaban prometedores: La cercanía al Colegio Oficial Alemán de Las Palmas y las posibilidades, como primer paso, de reforzar al equipo de Soporte alemán. Después ya todo dependía del equipo». Otro argumento a favor de fundar una empresa en las Islas Canarias era la posibilidad de constituirse como empresa ZEC. Y así, en marzo de 2015, se fundó CIB labs S.L. en Las Palmas de Gran Canaria con un capital inicial de 100.000 euros.

Primeros pasos, primeras oficinas

Patricia y Gabriel fueron los primeros empleados en mudarse a un coworking. Poco después, se fueron incorporando más puestos en soporte y desarrollo, marketing y administración. Ulrich Brandner explica su estrategia: «Las ventas son el último paso. Así nos aseguramos de tener los conocimientos necesarios in situ para ofrecer una atención de calidad a nuestros clientes en España». Sólo 3 meses después, se alquiló una oficina más grande. La responsable de soporte Santana sonríe y comenta: «Los despachos daban a la calle comercial de Triana. Siempre hay ambiente en la zona, desde músicos callejeros hasta coros de Navidad. Enseguida nos aprendimos el repertorio al dedillo. Lo único que faltaba era que nuestros clientes cantaran con nosotros al teléfono».

La innovación se forja en un edificio protegidos

Después de una intensa búsqueda, CIB labs SL finalmente adquiere un edificio protegido en la calle Perojo 29 y meses más tarde, en julio de 2017, se muda a su “nuevo hogar” en el centro histórico de la ciudad. CIB organiza una visita a este edificio histórico con los antiguos residentes, quienes, tras más de veinte años de ausencia, no salen de su asombro: este señorial edificio luce renovado y moderno, con detalles históricos que han sido restaurados y combinados con materiales actuales de alta calidad. Ulrich Brandner explica: «Estamos consiguiendo unas condiciones idóneas para que nuestro joven y dinámico equipo trabaje de forma creativa en la innovación de productos y ofrezca una atención competente al cliente».

A pesar del Coronavirus, seguimos crecimiento

En 2020, tan sólo cinco años después de su fundación, CIB labs S.L., con 32 empleados a tiempo completo y contrato indefinido, ocupa el primer lugar entre las empresas TIC de Canarias por facturación y número de empleados. CIB no sólo ha creado numerosos trabajos en el archipiélago, sino que también se ha convertido en un hogar para muchos. Para Patricia Santana, por ejemplo, CIB es su familia. «Me siento mami de CIB labs S.L», dice riendo. Ulrich Brandner, director gerente del grupo CIB, sigue haciendo gran hincapié, a través de prácticas, en la promoción de los jóvenes

De cero a empresa TIC más exitosa de las Islas Canarias

«Es increíble el nivel de crecimiento que hemos logrado – para mí todo comenzó con una entrevista de trabajo espontánea en la universidad. La entrevista duró cuatro horas y terminamos comiendo churros juntos en una cafeteria», cuenta Patricia Santana Cruz, la actual responsable de soporte de CIB labs S.L., recordando los inicios de la empresa de software. Gabriel Herrera, que trabaja para CIB labs S.L. también desde hace cinco años, firmó su contrato en el vestíbulo de un hotel, ya que la empresa aún no tenía oficina. Añade: «Debido a temas personales llegué muy nervioso a la entrevista , tanto que parecía no recordar cómo hablar en alemán, pero Uli fue tan amable que terminamos comentando porqué había llegado nervioso».

Uli – Ulrich Brandner, director general y propietario del Grupo CIB, se las arregló para que todos se sintieran como en casa desde el principio: «Emprender en un nuevo país siempre es una aventura, pero ya habíamos adquirido cierta experiencia con nuestra expansión a Bielorrusia. Había muchos aspectos de Gran Canaria que resultaban prometedores: La cercanía al Colegio Oficial Alemán de Las Palmas y las posibilidades, como primer paso, de reforzar al equipo de Soporte alemán. Después ya todo dependía del equipo». Otro argumento a favor de fundar una empresa en las Islas Canarias era la posibilidad de constituirse como empresa ZEC. Y así, en marzo de 2015, se fundó CIB labs S.L. en Las Palmas de Gran Canaria con un capital inicial de 100.000 euros.

Primeros pasos, primeras oficinas

Patricia y Gabriel fueron los primeros empleados en mudarse a un coworking. Poco después, se fueron incorporando más puestos en soporte y desarrollo, marketing y administración. Ulrich Brandner explica su estrategia: «Las ventas son el último paso. Así nos aseguramos de tener los conocimientos necesarios in situ para ofrecer una atención de calidad a nuestros clientes en España»

Sólo 3 meses después, se alquiló una oficina más grande. La responsable de soporte Santana sonríe y comenta: «Los despachos daban a la calle comercial de Triana. Siempre hay ambiente en la zona, desde músicos callejeros hasta coros de Navidad. Enseguida nos aprendimos el repertorio al dedillo. Lo único que faltaba era que nuestros clientes cantaran con nosotros al teléfono».

La innovación se forja en un edificio protegido

Als nach langwierigen Suchen endlich das denkmalgeschützte Gebäude, Calle Perojo 29, zum Kauf gefunden ist, zieht die CIB labs in ihr neues Heim im historischen Stadtzentrum. Ein Haus mit Historie in dem CIB dann auch gerne die ehemaligen Bewohner nach über zwanzig Jahren Abwesenheit empfängt. Diese, mittlerweile im Rentenalter, staunen nicht schlecht, hat CIB seit dem Einzug viel modernisiert: Einen gläsernen Aufzug eingebaut, historische Details aufgewertet und mit hochwertigen modernen Materialien verbunden. CIB Geschäftsführer Brandner erläutert: „Wir schaffen hier die optimalen Voraussetzungen für unser junges, dynamisches Team, damit dieses unsere Standardprodukte erfolgreich weiterentwickelt und das Marketing kreativ arbeiten kann.“

A pesar del Coronavirus, seguimos crecimiento

En 2020, tan sólo cinco años después de su fundación, CIB labs S.L., con 32 empleados a tiempo completo y contrato indefinido, ocupa el primer lugar entre las empresas TIC de Canarias por facturación y número de empleados. CIB no sólo ha creado numerosos trabajos en el archipiélago, sino que también se ha convertido en un hogar para muchos. Para Patricia Santana, por ejemplo, CIB es su familia. «Me siento mami de CIB labs S.L», dice riendo. Ulrich Brandner, director gerente del grupo CIB, sigue haciendo gran hincapié, a través de prácticas, en la promoción de los jóvenes talentos de institutos y universidades. CIB labs SL sigue creciendo a pesar de la crisis del coronavirus y Ulrich Brandner tiene un nuevo reto: ¡la apertura de una nueva empresa del grupo CIB en Valencia es inminente!